Hace pocos días, con una empresa cliente con bastantes años de historia y bien posicionada realizamos el famoso ejercicio de analizar el modelo de negocio , el mapa de empatía de su cliente y redefinir quién es en realidad su “buyer cliente”.

Este ejercicio se realizó primero con el gerente, para luego repetirlo con el equipo de ventas. Os preguntareis cuál o cuáles eran los objetivos, pues bien, básicamente se trataba, evidentemente, de conocer más y mejor a su cliente y por supuesto detectar problemáticas que éste tiene para luego ver qué soluciones se les puede ofrecer con el producto y servicio de mi cliente.

Con este ejercicio me percaté, de cómo todavía hoy en día hay empresas que trabajan con determinadas “inercias” y no ven oportunidades que se les presentan a diario. Con ello no pretendo ser crítico ni pretendo intentar demostrar saber más ni nada de eso, simplemente poner en valor cuán importante es a veces pararse a pensar y analizar aspectos básicos de un negocio pero no por ello menos importantes.

Analizar el modelo de negocio, poniendo foco en la propuesta de valor y en el cliente es un análisis imprescindible para cualquier empresa, así como poner al cliente en el centro de la estrategia, puesto que al final nuestra misión es satisfacer las necesidades de nuestro cliente.

Volviendo al tema de las “inercias”, hoy en día es sumamente importante saber ver qué estamos haciendo en el negocio que no aporta nada que, por lo tanto, deberíamos de dejar de hacer. Cuando hablo de inercias me refiero a estas cosas que “siempre se ha hecho así”…….que ahora no sirven y que habrá que dejar de hacer, pero para ello deberemos de “desaprender” para volver a aprender, esto es, “reaprender”. Estamos en una época en que los modelos de negocio cambian de la noche a la mañana y las empresas deben de estar preparadas para asumir estos procesos de desaprender para reaprender.

Además de lo explicado hasta aquí relacionado con el cliente, el análisis del modelo de negocio nos ayudará a definir qué recursos necesitamos para poder llevar a cabo la actividad de nuestra empresa para satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Este aspecto también es fundamental, puesto que hoy en día cualquier empresa tiene acceso a infinidad de recursos tecnológicos por poner un ejemplo, pero es en el modelo de negocio dónde debemos de tener claro qué recursos vamos a necesitar y cómo éstos nos  tienen que aportar valor en nuestros procesos internos para seguir satisfaciendo las necesidades de nuestros clientes.

Como consultores de empresas utilizamos la metodología Canvas para analizar los modelos de negocio y ayudar a crear nuevos modelos para nuevas empresas, un ejercicio imprescindible para cualquier empresa.

 

Si desea más información acerca de este servicio la puede encontrar en el siguiente link: